mujer caminando por un parque

Una de las formas más poderosas de perder peso, mantenerse sano y vivir más tiempo es tan sorprendentemente simple, que hasta un niño pequeño puede hacerlo. Todo lo que tiene que hacer es poner un pie delante del otro… y luego seguir asi, preferiblemente durante al menos 30 minutos al día. Y ya sea que decida atarse las zapatillas y caminar al trabajo, juntarse con un amigo o unirse a un club de excursionistas, caminar puede hacer todo, desde bajar la presión arterial y reducir el riesgo de enfermedades crónicas hasta agudizar el cerebro y hacer más feliz el corazón.

Caminar es el ejercicio número uno que recomiendan la mayoría de los expertos, porque es muy fácil de hacer, no requiere nada más que un par de zapatos de tenis y tiene tremendos beneficios mentales y físicos.

Esto y mucho más es lo que se puede esperar cuando se comienza a caminar sólo media hora todos los días. Aqui 11 beneficios:

Caminar Mejorará su Estado de Ánimo

mujer en campo de lavandaUna copa de vino o un cuadrado de chocolate pueden atenuar el borde de un día difícil, pero salir a caminar es una estrategia de cero calorías que ofrece el mismo beneficio.

Investigaciones demuestran que caminar regularmente modifica tanto el sistema nervioso que se experimenta una disminución de la ira y la hostilidad. Esto sobre todo, cuando da su paseo por el verde de la naturaleza o se empapa con un poco de luz solar. Esto puede ser particularmente útil durante los meses más fríos, cuando la depresión estacional aumenta.

También, cuando usted hace sus caminatas sociales (con su pareja, un vecino o un buen amigo)  esa interacción le ayudará a sentirse conectado.

 

Le Ayudará a Quemar Calorías y a Perder Peso

Esta puede parecer obvia, pero ciertamente es un gran beneficio para aquellos que empiezan a caminar regularmente. A medida que continúe caminando, notara sus pantalones más holgados alrededor de su cintura, incluso cuando en la balanza no se note. Eso se debe a que caminar con regularidad puede ayudar a mejorar la respuesta de su cuerpo a la insulina, lo que ayudará a reducir la grasa del vientre.

Caminar todos los días es una de las formas más efectivas de bajo impacto para movilizar la grasa y alterar positivamente la composición corporal. Caminar a diario aumenta el metabolismo quemando calorías extras y previniendo la pérdida de músculo, lo cual es particularmente importante a medida que envejecemos. ¿La mejor parte? No tiene que anclarse en una cinta de correr para ver estos beneficios. Una persona puede reducir un 2% de grasa corporal con solo caminar a casa desde el trabajo.

¿El secreto para bajar de peso? Los entrenadores dicen que los intervalos. Caminar a intervalos realmente pone en marcha su metabolismo, las calorías, generalmente se queman después de que su caminata oficial ha terminado. Para añadir intervalos, puede calentar durante 3 minutos. Luego alterne 25 minutos: entre 1 minuto de caminata casi tan rápido como pueda y 1 minuto de caminata rápida. Enfríe durante 2 minutos.

Caminar Reduce el Riesgo de Enfermedades Crónicas

La Asociación Americana de la Diabetes dice que caminar reduce sus niveles de azúcar en la sangre y su riesgo general de padecer diabetes. Investigadores encontraron que caminar regularmente reduce la presión sanguínea hasta en 11 puntos y puede reducir el riesgo de sufrir un derrame cerebral entre un 20 y un 40%. Uno de los estudios más citados sobre el caminar encontró que aquellos que caminaban lo suficiente para cumplir con las pautas de actividad física tenían un 30% menos de riesgo de enfermedades cardiovasculares, en comparación con aquellos que no caminaban regularmente.

 

Retrasa la Aparición de las Varices

caminar para bajar de pesoA medida que uno envejece, aumenta el riesgo de que aparezcan varices. Sin embargo, caminar es una forma comprobada de prevenir que se desarrollen esas antiestéticas líneas.

El sistema venoso es conocido como “el segundo corazón”,  formado por músculos, venas y válvulas localizadas en nuestra pantorrillas y pies. Este sistema trabaja para empujar la sangre de vuelta al corazón y a los pulmones y al caminar se fortalece este sistema circulatorio secundario al fortalecer y preservar los músculos de las piernas, lo que impulsa el flujo sanguíneo saludable. Si usted ya sufre de várices, caminar diariamente puede ayudar a aliviar la hinchazón e inquietud relacionadas con las piernas. Además, si usted está genéticamente predispuesto a tener varices y/o arañas vasculares, caminar diariamente puede ayudar a retrasar su aparición.

Su Digestión Mejorará

Si actualmente elogia el café por mantener su sistema digestivo fuerte, prepárese para agradecer su caminata matutina en su lugar. Esto se debe a que una rutina regular de caminatas puede mejorar enormemente sus movimientos intestinales.

Sus Otras Metas Comenzarán a Parecer más Alcanzables

Cuando se convierta en un caminante regular, habrá establecido una rutina regular, y cuando tenga una rutina, es más probable que continúe con la actividad y adopte nuevas conductas saludables como Yoga, pilates o hasta clases de zumba.

Caminar Puede Ayudarle a Sentirse más Creativo

hombre tatuado dibujandoLas investigaciones demuestran que es una buena idea ponerse en movimiento: salir a caminar puede encender la creatividad. Los investigadores administraron pruebas de pensamiento creativo a los sujetos estudiados mientras estaban sentados y mientras caminaban y encontraron que los caminantes pensaban de manera más creativa que los que estaban sentados.

Alivia el Dolor de las Articulaciones

Caminar ayuda a mejorar el rango de movimiento y la movilidad, ya que caminar aumenta el flujo sanguíneo a las áreas tensas y ayuda a fortalecer los músculos que rodean las articulaciones. De hecho, las investigaciones demuestran que caminar por lo menos 10 minutos al día, o aproximadamente una hora cada semana, puede evitar la discapacidad y el dolor de la artritis en los adultos mayores. Un estudio realizado en abril de 2019 en el American Journal of Preventive Medicine hizo un seguimiento de 1.564 adultos mayores de 49 años con dolor en las articulaciones de la parte inferior del cuerpo. A los participantes se les pidió que caminaran una hora cada semana. Los que no cumplieron esa meta informaron que caminaban demasiado despacio y tenían problemas para realizar su rutina matutina, mientras que los participantes que siguieron su rutina de caminar tenían mejor movilidad.

Caminar Aumenta su Inmunidad

Resulta que poner un pie delante del otro puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad y promover la longevidad. Las investigaciones  sugieren que el entrenamiento de caminata a intervalos de alta intensidad puede ayudar a mejorar la función inmunológica en los adultos mayores con artritis reumatoide, una enfermedad inflamatoria que afecta a las articulaciones. Caminar puede ayudar a los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD) a reducir su riesgo de morbilidad y mortalidad. Los pacientes con EPOC tienden a tener sobrepeso o a ser obesos porque no pueden hacer ejercicio durante largos períodos de tiempo y pueden tener dificultades para respirar durante los movimientos intensos. Pero caminar puede ayudar a mejorar los síntomas y a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y síndrome metabólico, entre otras cosas.

¡Incluso puede Ayudarle a Vivir más Tiempo!

¿Alguna vez se ha preguntado cómo es que la gente de las Zonas Azules puede vivir hasta los 100 años? Su secreto para una vida más larga y saludable implica caminar y salir al aire libre. Un estudio mostró que los adultos entre 70 y 90 años que salieron de casa y fueron físicamente activos vivieron más tiempo que los que no lo hicieron. Mantenerse activo también le ayuda a mantenerse conectado con sus seres queridos y amigos que pueden proporcionarle apoyo emocional, lo cual es especialmente importante a medida que envejece.

Y por último, pero no menos importante, Dormirá Mejor por la Noche

Si hace ejercicio regularmente, sabe que dormirás mejor por la noche. Esto se debe a que el sueño refuerza naturalmente los efectos de la melatonina, la hormona del sueño. Un estudio descubrió que las mujeres posmenopáusicas que realizan actividades físicas de intensidad ligera a moderada duermen mejor por la noche que las que son sedentarias. Caminar también ayuda a reducir el dolor y el estrés, que pueden causar alteraciones del sueño.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *