compra de comestibles

A raíz de la pandemia de coronavirus, muchos de nosotros estamos practicando el distanciamiento social y la permanencia en el interior de nuestros hogares para evitar el riesgo de propagación de la enfermedad. Para algunas personas, esto significa trabajar desde casa, transmitir clases desde sus salas, tomar clases en línea y educar a los niños en casa. Aunque nuestras rutinas diarias han cambiado drásticamente en las últimas semanas, una cosa no ha cambiado: la necesidad de comer. Afortunadamente, muchas tiendas de comestibles han mantenido sus puertas abiertas para que podamos mantener nuestros refrigeradores y gabinetes bien surtidos. Pero la pregunta es: ¿Es seguro salir a comprar comida cuando las provisiones se están agotando? ¿O deberíamos optar por la entrega?

Todo depende de si se corre un mayor riesgo de enfermarse gravemente por COVID-19. Los individuos de alto riesgo incluyen a los ancianos, los inmunocomprometidos, las personas con dolencias respiratorias o que están bajo tratamiento para el cáncer, entre otros…

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades también incluyen a las personas que padecen enfermedades cardíacas o diabetes.

Estas poblaciones deben evitar cualquier tipo de multitud y evitar ir en público en este momento a menos que sea absolutamente necesario. Aquellos que no son de alto riesgo pueden ir a la tienda pero deben practicar una buena higiene personal. Para ayudar a proteger a los ancianos y enfermos, los individuos de menor riesgo pueden ofrecerse para conseguir alimentos u otros suministros necesarios para ellos.

Recuerde: Estar preparado no significa almacenar o acaparar comestibles.

 

Si se le considera de alto riesgo y no cuenta con un ayudante de confianza para hacer la compra, los expertos dicen que lo más seguro es atenerse a un servicio de reparto, aunque no esté 100% libre de riesgos (como hablaremos más adelante). Afortunadamente, ya sea que usted decida ordenar su comida en línea o dar un paseo hasta la tienda de la esquina, hay algunas precauciones que puede implementar para reducir su probabilidad de infección.

Según los expertos, estas son las mejores prácticas para comprar alimentos de forma consciente y al mismo tiempo distanciarse socialmente:

Si Planea Ordenar Sus Comestibles…

Pídale a su repartidor que deje los comestibles fuera de su puerta. Si hay entrega de comestibles o comidas sin contacto, opte por ello. Es posible que usted o su repartidor sea portador del virus COVID-19, así que es mejor mantener el contacto al mínimo. Algunos servicios tienen secciones en las que puede especificar cómo quiere que le dejen los alimentos, así que opte por decirle a los repartidores que los dejen fuera.

Si planea dar una propina al repartidor, mire si puede dar la propina electrónicamente en lugar de repartir dinero en efectivo. Y siempre asegúrese de lavarse las manos antes y después de recoger los comestibles en la puerta. El CDC recomienda lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Aunque los investigadores dicen que el riesgo de contraer el virus a partir de superficies contaminadas -como las bolsas y los envases- es bajo, es mejor prevenir que curar.

Si está planeando ir a la tienda…

Asegurase de ir cuando no haya mucha gente. Como el virus se transmite principalmente a través del contacto cercano con otros individuos, la clave del distanciamiento social es evitar los grandes grupos de personas. Pero si no llega a tiempo y se encuentra en la tienda de comestibles con un montón de gente, tome solamente lo necesario. No pierda el tiempo. Si ve a sus amigos o familiares deles un saludo con la cabeza. Hábleles a distancia (los expertos dicen que por lo menos a dos metros) o haga un FaceTime en otro momento. Evite los abrazos y los apretones de manos.

Lleve consigo toallitas desinfectantes para poder limpiar los carritos o cestas de la compra que utilice. Los guantes no serán de mucha utilidad aquí porque si sus guantes tocan un producto contaminado, sólo contaminarán la siguiente cosa que se toque. Sólo compre con precaución, y evite tocarse la cara, los ojos y la nariz mientras camina por la tienda.

“Use desinfectante de manos después de pasar por la caja”, aconsejan los expertos.

compra vegana

Cómo Manejar Sus Comestibles una Vez que los Consigue:

Debes desinfectar todos los contenedores no porosos: Estamos hablando de envases de alimentos como latas, botellas y frascos, de vidrio, metal, plástico, etc. Puede usar sus toallitas desinfectantes diarias o crear su propia solución de cloro diluido. Para ello, el CDC sugiere mezclar 1/3 de taza de cloro por galón de agua o 4 cucharaditas por cuarto de galón de agua. Limpie sus contenedores con esta solución y déjela reposar durante un minuto en la superficie hasta que se seque.

Las normas de seguridad alimentaria en lo que se refiere al consumo de frutas y verduras frescas no han cambiado: Sólo hay que pasarlas por debajo del grifo y usar las manos limpias para quitar cualquier suciedad. El jabón no es necesario ya que muchos jabones son dañinos para ingerir. Además, hay muy pocas pruebas de que una enfermedad respiratoria se transmita a través de los productos.

Después de guardar todos los alimentos, desinfecte todas las superficies que sus bolsas han tocado. Generalmente, es una buena práctica limpiar las superficies después de cualquier tipo de uso.

En Resumen:

Durante este tiempo de distanciamiento social, todos nosotros necesitaremos hacer compras en un momento u otro. La clave es ser inteligente en la forma en que lo hacemos para minimizar el riesgo de propagación del virus, especialmente a los individuos más vulnerables.

Los individuos saludables y de bajo riesgo no tienen que evitar necesariamente ir a la tienda, pero es mejor que practiquen una higiene adecuada (corporal y doméstica) y eviten interacciones estrechas. Si sale, considere la posibilidad de apoyar a las tiendas de comestibles de su localidad. Las grandes tiendas pueden estar quedándose sin suministros, pero puede haber un lugar en el vecindario que tenga los productos que usted está buscando.

Si usted es una persona de alto riesgo, trate de evitar las tiendas tanto como sea posible. En su lugar, confíe en la entrega de comestibles (o en un amigo de confianza para la entrega) y utilice los consejos sugeridos anteriormente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *