tener una actitud positiva

Las personas con actitudes positivas pueden mantener la esperanza y ver lo mejor incluso en situaciones difíciles. Por el contrario, aquellos con actitudes negativas pueden ser más pesimistas y desagradables, y normalmente esperan el peor resultado posible en situaciones difíciles.

Si bien tener una actitud positiva no necesariamente te hace menos estresado, puede equiparte con las herramientas que necesitas para enfrentar el estrés de una manera más saludable. Esas personas pueden no temer al estrés como algo físicamente desagradable y peligroso, sino como un medio para lograr un fin mayor. Otros beneficios incluyen la creación de metas viables basadas en los sueños, la creación y el mantenimiento de relaciones más positivas, e incluso darle a tu sistema inmunológico un impulso muy necesario.

Claramente, tener una actitud positiva es agradable, pero puede parecer más fácil decirlo que hacerlo. Sin embargo, al adoptar algunos de los siguientes consejos, puede mantener una actitud positiva en los altibajos y mejorar tu ética de trabajo.

8 formas creativas de mantener una actitud positiva

1. Inicia un diario de gratitud.

Hay tanto por lo que estar agradecido en la vida, así que ¿por qué no recordarlo a diario? Un diario de gratitud es una manera maravillosa de mantener una actitud positiva todos los días con poco o ningún esfuerzo. Una vez al día, puedes anotar al menos tres aspectos de tu día por los que te sientas agradecido. Pueden ser tan pequeños como ver a un lindo perro en tu camino al trabajo o tan grandes como recibir una oferta del trabajo de tus sueños. Además, pueden ser algo que te sucedió en ese día específico, como comprarte un café con leche grande, o algo que siempre existe en tu vida, como tener una familia que te ama.

2. Regálate un poco de cuidado personal todos los días.

Considera las formas en las que puedes relajarte, desestresarte y tener un poco de tiempo para ti. Algunos ejemplos son hacerte una mascarilla, ver una película, hornear, llamar a un amigo, pedir comida para llevar o incluso simplemente decir “no” a los planes y, en cambio, quedarte adentro. No importa lo que sea, debes adquirir el hábito de practicando algo todos los días. Al permitirte estos momentos de pura felicidad y descanso. Puedes garantizar una actitud más positiva cuando se encuentra en la rutina del trabajo.

3. Empieza cada mañana con fuerza.

Es más fácil mantener una actitud positiva todo el día si la implementa justo cuando abre los ojos. Ese momento temido en el que suena la alarma a menudo puede provocar irritación. Lo que te pone en el camino de tener una actitud negativa todo el día.

Cuando tu mañana sea más productiva y menos apresurada, te asegurarás de ir al trabajo con más ánimo. Ese brillo matutino se extenderá a lo largo del día y luego el ciclo puede repetirse.

4. Evita difundir chismes.

Puede ser difícil evitar los chismes, pero simplemente rehúsa involucrarte. Si alguien intenta revelarte una historia dramática sobre un compañero de trabajo. Simplemente declina y dile que prefieres no participar. Si bien puede parecer extraño, en realidad encontrarás que te sientes más ligero cuando no carga con el peso de los secretos. Y, cuando no estás hablando de otras personas. Puede sentirte más seguro de que los demás mantienen sus labios cerrados sobre ti. Y esa es una razón para sentirte optimista.

5. Haz más bromas.

El humor es verdaderamente la mejor medicina. La risa tiene grandes resultados a corto plazo en tu mentalidad y cuerpo. La risa puede aumentar las endorfinas, aliviar el estrés y liberar la tensión.

A largo plazo, la risa y los pensamientos positivos asociados con la risa pueden liberar neuropéptidos, que combaten el estrés y otras enfermedades graves. También puede ayudarte a afrontar situaciones difíciles y, en general, hacerte sentir más feliz. Al contar más chistes, puedes sacar humor de situaciones potencialmente negativas en el trabajo y, al mismo tiempo, preparar tu cuerpo y mente para una perspectiva más positiva.

6. Toma descansos reales.

Trabajar durante ocho horas seguidas puede hacerte sentir lento e irritado. Un descanso, incluso de 30 minutos, puede revitalizarte y hacer que te sientas más motivado para continuar con tu trabajo de ese día. Date tiempo para reabastecer tu positividad y estarás seguro de terminar el día con una nota mejor.

7. Practica la meditación.

La práctica de la meditación puede hacer mucho para disminuir el estrés y la ansiedad. Así como para mejorar la salud mental y espiritual. Un estudio de investigación comparó los cerebros de quienes practicaban la meditación consciente, un estilo de meditación, y los que no lo hacían. Los resultados mostraron que quienes practicaban la meditación mostraban cambios en la actividad cerebral en áreas enfocadas en el optimismo y el pensamiento positivo.

8. Escucha música que se adapte a tu estado de ánimo.

Parece irónico, pero la música triste puede ayudarte a mejorar tu estado de ánimo. Según un estudio de investigación, muchas personas sintonizan canciones tristes como una forma de mejorar el estado de ánimo. Muchos consideran que la música triste es “hermosa“, lo que ayuda a las personas a sentirse mejor. Además, las canciones tristes pueden evocar recuerdos, distraer la atención de situaciones negativas y transmitir mensajes contundentes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *