estar saludable

La salud no solo depende de un par de consultas médicas y recetas para curarnos de algo en específico, la salud es un conjunto de aspectos que van en armonía y nos proporciona un bienestar general. ¿Buscas cuidar tu imagen para estar bien y sentirte mejor contigo mismo? Aquí te contagiaré de ganas para que empieces a hacerlo con un par de consejos. ¡Verás la importancia de aprender a llevar una vida más saludable para lograrlo!

Es sencillo comenzar en un estilo de vida. Debes iniciar por cuidar tu salud ayudando a la prevención de enfermedades pero también tienes que empezar con la motivación de hacerlo por ti mismo. El compromiso de mantenerte firme es necesario y no hay nada más poderoso ni efectivo en este proceso que hacerlo únicamente por ti.

Incorporar poco a poco nuevos hábitos es fundamental para mejorar tu calidad de vida. Además, la paciencia para lograr tener la constancia requerida para educar a tu cuerpo y a tu mente, eligiendo alimentos, actividades y pensamientos que te aporten y beneficien notablemente.

Si estas más que dispuesto a mejorar, cambiar e incluir hábitos y rutinas para sentirte mejor y llevar un estilo saludable, déjame decirte que ya diste el gran y más importante paso. La voluntad te asegurará un camino de éxito y un garante de salud.

Alimentación

Lo fundamental es que tengas una variedad de frutas, verduras, proteínas, grasas saludables y carbohidratos, es decir, que cumplas con todos los grupos alimenticios. También debes reducir el consumo de azúcar y harinas, pues esto afecta aunque no lo creas tu estado anímico y la resistencia para hacer otras actividades necesarias.

Movimiento constante

ejercicios

Nuestro cuerpo lo pide a gritos, solo que quizás no lo sabías. Solo necesitas treinta minutos de ejercicio al día. Y sin importar qué tan bien o qué tan mal te lleves con el deporte, porque podrás probar distintos ejercicios que se adapten a ti, a tu condición y a tu ritmo, y así poco a poco subirás de nivel. Mientras te ejercites, todo está permitido.

Solo basta con que intentes y pruebes, y lo mejor es que puedes empezar desde la comodidad de tu casa, o al caminar con tu mascota o por qué no, iniciarte en el running. Ten en cuenta que la actividad física es importante y tu cuerpo lo necesita, así también estarás mejorando todo tu sistema nervioso y anímico.

Buenos pensamientos

Llevar este estilo de vida saludable implica, por sobre todas las cosas, hacer un “detox emocional” de todos aquellos pensamientos negativos. Déjalos ir y transforma lo malo en positivo. Una vida sana requiere de cuidar nuestra salud mental y liberar finalmente de la cabeza los “no puedo” que nos tranca.

Meditación

Una excelente y enriquecedora actividad. Debes saber que esta práctica diaria puede generar maravillas, porque además de reducir el estrés, nos hace dar cuenta de “nuestro presente” en el que muchas veces se nos olvida vivir y estar, por estar siempre pensando en el futuro y angustiándonos por cosas que aún ni suceden. Relájate, lo mereces.

Con meditar al menos 5 minutos al día notarás la diferencia. Apártate del ruido, respira profundo con la técnica de inhalar y exhalar y lograrás tranquilizar tu mente y tu cuerpo, para conectar más con el interior.

Es momento de llevar una vida saludable en todos los sentidos, física y emocionalmente. Y como último dato, para que un acto se convierta en hábito, necesitas ser constante por un periodo de al menos 21 días para que tú y tu cuerpo se adapten y acostumbren a cada práctica nueva. Así incorporarás un estilo de vida definitiva.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *